OEE-L: el KPI de la logística inhouse

indicadores logísticos
Para una planta de producción, especialmente del sector de la automoción, es esencial monitorizar la actividad controlar los costes y evitar desviaciones en los presupuestos y resultados finales. Para ello, no hay mejor herramienta que los cuadros de mando y los indicadores de desempeño.
A nivel productivo y de calidad hay multitud de indicadores comúnmente usados (OEE, productividad, eficiencia, saturación, etc.); en lo referente a la calidad sucede lo mismo (ppm, %auditorías y controles internos, etc.) pero en el ámbito de logística inhouse, la situación es distinta. Aquellos que frecuentamos plantas de fabricantes del sector de la automoción, vemos que en la mayoría de los casos no se tiene ningún indicador clave de la actividad de logística de planta y/o los que se existen están relacionados únicamente con las expediciones y entregas de producto a los clientes (cumplimiento de entregas, etc.), pero poco o muy poco sobre la actividad de logística de planta (carretilleros, reponedores, treneros, etc.) ni de cómo de eficiente es ésta (tengamos en cuenta que, pese a que no es el principal factor, la logística de planta suele requerir alrededor del 5-7% de los recursos de una planta de producción del sector automoción).
De hecho, si hacemos una pequeña búsqueda sobre indicadores de logística de planta que se suelen trabajar vemos que, a nivel logístico, los KPI se suelen organizar en grandes áreas en logística:
1. Indicadores de gestión logística asociados a la compra y abastecimiento.
  • Plazo de aprovisionamiento (Lead Time): Fecha de recepción del pedido – fecha de emisión del pedido.
  • Rotación de stocks de materias primas y otros aprovisionamientos.
  • Rotura de stocks
2. Indicadores de gestión logística de producción.
  • Coste unitario de producción. Coste de producción total / Unidades totales.
  • Rotación de producto final.
3. Indicadores de gestión logística de almacenamiento e inventario.
  • Coste de almacenamiento por producto. Costes de almacenamiento / Unidades totales en stock.
  • Rotación de inventario
  • Duración de preparación de los pedidos. Tiempo desde la recepción del pedido hasta que pasa a la siguiente fase de distribución y transporte.
4. Indicadores de gestión logística de distribución y transporte
  • Coste unitario del transporte: costes de transporte / unidades producidas. También podemos referirlo a las ventas: costes de transporte / unidades vendidas.
  • Coste por kilómetro
  • Entregas a tiempo: número de entregas a tiempo / número total de entregas.
5. Indicadores de gestión logística de entrega y atención al cliente.
  • Número de entregas perfectas / número de entregas totales.
  • Coste medio de gestión de pedidos: coste gestión total pedidos / número de pedidos totales.
  • Satisfacción del cliente.
Es cierto que en este punto no existe una única respuesta, sino que, como en la mayoría de los temas del management, dependerá del tipo de empresa, de los objetivos y estrategias de ésta, etc. pero sí podemos comprobar que, en el día a día de las plantas, la utilización y seguimiento de KPI de intralogística es escaso o incluso inexistente.

¿Cómo debe ser un KPI?

En el caso que nos planteásemos establecer indicadores para dicha actividad, lo primero que deberíamos tener en cuenta es que los KPI  son medidas de rendimiento cuantificables que se utilizan en la dirección y gestión y permiten analizar la eficiencia de los procesos o actividades. Es conveniente que un indicador sea, sobre todo:
  • Relevante, es decir, nos dé datos útiles que sean importantes para la toma de decisiones, relacionados con la estrategia de la empresa.
  • Consistente, que facilite su comparación en el tiempo porque siempre se calcule de la misma manera.
  • Comprensible y fácil de interpretar.
  • Accesible, es decir, fácil de obtener.
  • Alcanzable, pues ha de proponer objetivos motivadores pero realistas.
  • Fiable, basado en variables objetivas que no nos induzcan a error.
  • Cuantificables, lo que permite realizar comparaciones y tener siempre unas medidas sobre el proceso o resultado que estamos analizando.
Además, para que nuestro sistema de indicadores sea potente, cada indicador debe:
  • Tener una interpretación clara por parte de todas las personas involucradas en él.
  • Contener no sólo su definición sino también cómo se calcula y cuáles son las fuentes de información que requiere.
  • Cada cuánto se mide, es decir, su periodicidad.
  • Quién es su responsable de control, ejecución y seguimiento.

OEE como indicador de Producción

Si nos fijamos en el área de Producción, existe un indicador que claramente se postula como el indicador por excelencia: el OEE. Este KPI es internacionalmente conocido y utilizado en prácticamente todas las plantas productivas del mundo y su éxito se debe a que, además de medir todos los parámetros fundamentales en la producción industrial cumple con todas las características que hemos descrito en el punto anterior: es fácil de obtener, fácil de entender, consistente, etc.
Si recurrimos a la omnipresente Wikipedia, nos dice que:
El OEE (Overall Equipment Effectiveness) es un porcentaje que mide el aprovechamiento integral de la maquinaria industrial y es la mejor métrica disponible para optimizar los procesos de fabricación pues está relacionada directamente con los costes de operación. La métrica OEE informa sobre las pérdidas y cuellos de botella del proceso y enlaza la toma de decisiones financiera y el rendimiento de las operaciones de planta, ya que permite justificar cualquier decisión sobre nuevas inversiones. Además, las previsiones anuales de mejora del índice OEE permiten estimar las necesidades de personal, materiales, equipos, servicios, etc. de la planificación anual.
Finalmente, el OEE es la métrica para complementar los requerimientos de calidad y de mejora continua exigidos para certificar IATF 16949:2016.

OEE-L: el KPI de logística inhouse

Tomando como ejemplo el caso del OEE en el ámbito de producción, nos propusimos definir un indicador para la intralogística que fuese igual de fácil de calcular, de interpretar y que también aunara en un único indicador los parámetros fundamentales de la actividad logística. Para ello, la opción más lógica es plantearse ¿podría adaptarse el OEE productivo a la logística de planta? Analicémoslo.
El OEE productivo se calcula como el producto de 3 factores: disponibilidad, rendimiento y calidad.
Y tiene en consideración 6 grandes pérdidas:
  • Paradas/Averías (afecta a disponibilidad).
  • Configuración y Ajustes (afecta a disponibilidad).
  • Pequeñas Paradas (afecta a rendimiento).
  • Reducción de velocidad (afecta a rendimiento).
  • Rechazos por Puesta en Marcha (afecta a calidad).
  • Rechazos de Producción (afecta a calidad).
Para la adaptación de éste al ámbito logístico, se debe tener en cuenta dos conceptos clave:
1. El OEE es una cuestión de tiempos
Si uno analiza el procedimiento de cálculo y obtención del OEE se dará cuenta que todo se resume a una cuestión de restar tiempos durante los que no se ha aportado valor.
2. Los datos deben estar relacionados con los recursos no con los procesos:
Posiblemente la confusión venga dada por el uso cotidiano del término OEE con expresiones del tipo “el OEE de la Planta…”, “el OEE de la sección de soldadura…”, etc. y esto puede provocar cierta imprecisión, pues, durante el análisis de este tema con distintos profesionales del sector logístico ocurrió que en más de una ocasión se propuso obtener el “OEE del proceso de expediciones…”. Hay que tener en cuenta que no es posible determinar el OEE de un proceso sin tener en cuenta al recurso encargado de realizar las expediciones ya que a un proceso no es atribuible el concepto de disponibilidad. Un proceso siempre está disponible, el que no está disponible es el recurso que lo lleva a cabo (bien sea humano o robotizado).
Así, si en lugar relacionar OEE con máquina consideramos la relación: OEE – recursos, el encaje con los recursos logísticos debería ser igualmente correcto, con la diferencia que en el ámbito productivo el recurso es una máquina, mientras que en el ámbito logístico el recurso es un carretillero, un trenero o un AGV.
Así pues, si nos centramos en obtener el análisis de tiempos de los recursos logísticos, podremos obtener el KPI de logística inhouse.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *